Waves3.png

ORIGEN

FLOR se creó el 21 de septiembre de 2012 con la idea de articular las diferentes acciones que venía desarrollando su fundadora Andrea Grobocopatel, tanto en el ámbito académico, en el trabajo social y el desarrollo local, como una manera de alimentar sus raíces y de colaborar con los cambios culturales que necesita nuestro país. Poniendo especial énfasis en Carlos Casares, el corredor de la ruta 5, para que el interior del país sea un buen lugar para vivir, capaz de retener y desarrollar sus talentos. Tratando de contagiar a otros a sentirse parte del cambio, generando aprendizajes y transformaciones.

 

FLOR es la concreción de un sueño, que invita a todos a sumarse y a que crezca día a día a partir de una red de personas que creemos que un mundo mejor es posible y que sólo nosotros mismos podemos construirlo.

Un espacio para aquellas personas e instituciones que buscan promover gente que tenga buenas ideas, que crean que es posible construir una sociedad mejor para todos, y que estén dispuestas a poner el hombro, a comprometerse, a sumarse a otros para llevarlo adelante.

Queremos compartir este sueño, e invitarlos a convertirse en protagonistas de la construcción de una sociedad responsable donde la diversidad y la solidaridad sean fuente de crecimiento, sustentabilidad, respeto y paz.

 

Somos idealistas – sin ser ingenuos y realistas a la vez– ejecutando todo lo que esté a nuestro alcance para continuar creyendo que una sociedad mejor es necesaria y posible.

 

La “FLOR” consta de un pedúnculo y su cáliz, representados por una flecha hacia arriba, significando una actitud positiva, productiva y tenaz. Es la actitud que deseamos que florezca en todas las personas, para que sepan que articulándose con otros pueden construir un mundo mejor desde sus ámbitos de trabajo cotidiano. Creemos que cada uno de nosotros somos capaces de generar un cambio, de mejorar nuestro entorno, y es a partir de esta actitud que seremos capaces de acompañar, rendir cuenta de nuestras acciones y solicitarlo a quienes toman decisiones que comprometen el destino de nuestro sociedad.

El verde también es el color de la naturaleza por excelencia. Representa armonía, crecimiento, esperanza, exuberancia, fertilidad y frescura. Nuestro proyecto tiene como pilar el desarrollo sustentable, identificado con el color verde, que exige la responsabilidad de cada uno de nosotros en preservar el destino de las generaciones futuras.

La corola está conformada por cuatro pétalos de distinto tamaño, representando diversidad e inclusión. Además de resultados a nivel económico, social, ambiental, político y cultural, cada organización tiene el compromiso de promover la diversidad en todas sus formas, dado que es el cuarto pilar para el desarrollo sustentable. La diversidad es hoy una herramienta central para hacer frente a la complejidad y vertiginosidad del mundo actual, que sólo puede ser abordado articulando diferentes puntos de vista, diferentes capacidades, diferentes experiencias de vida.

El color magenta de los pétalos sugiere entrega, ayuda, bondad y serenidad, además de vitalidad y entusiasmo. Estas cualidades son indispensables en un entorno respetuoso de la diversidad y que exalta la legitimidad de las diferencias individuales, sociales y culturales.

Por último, el color púrpura predominante en el fondo del logo sugiere sabiduría, creatividad, independencia y dignidad. Esperamos que estos cuatro pilares sean la base para la construcción de líderes y organizaciones responsables.

El diseño ha sido desarrollado para representar los ideales y misión de nuestra Fundación.

Nuestro Logo